La Red Pampeana
  Políticas   Sociedad   Deportes   Cultura   Campo   Recuerdos   Opinión   Policiales   Judiciales   Municipales   Provinciales
  Recuerdos
Buenos Aires: murió Edgardo Román Gilabert, el Gran Maestro del relato del básquetbol argentino

Lunes 13 de Noviembre de 2017 - 14:35:22
Se nos fue a la edad de 82 años. Edgardo Román Gilabert relataba básquetbol desde antes del comienzo de la Liga Nacional. Transmitió por radio varios mundiales y fue partícipe de la cobertura de los primeros partidos de la Liga Nacional, apoyando desde el vamos la genial idea de León Najnudel y compañía.

Recuerdo de muy chico haber hecho "malabares" para tratar de sintonizar una radio de Buenos Aires -creo que era Spléndid- para escuchar algún partido de Argentina en el Mundial de 1986, que se disputó en España. Y allí, de a ratitos, aparecía la inconfundible voz del querido "Gila". Si, ese mismo en el que Argentina dio el "batacazo" al ganarle a Estados Unidos por 74 a 70.

También transmitió fútbol -era fanático de Vélez Sarsfield, el club de su barrio, donde jugó tanto al fútbol como al básquet- y también hizo boxeo, acompañó las producciones de mi tío Ricardo Arias de "Entre las sogas y el tango". Durante varios años trabajó en el grupo de América TV, participó de sus noticieros, condujo un programa de deportes que se llamaba Compact Deportivo, que se veía por Cablevisión. Fue un apasionado del periodismo deportivo y de los medios. Se destacó entre los grandes e hizo escuela enseñando a miles de jóvenes en la profesión.

Sigue en ver más...

Era una persona sencillamente fenomenal, un hombre pequeño de estatura pero de corazón gigante, siempre dispuesto a colaborar con todos los que le pedían una mano. En aquellos años donde no era fácil conseguir una línea para hacer una transmisión desde algun estadio capitalino -Boca, Vélez, River, San Andrés, Náutico Hacoaj o Ciudad de Buenos Aires-, "Gila" -como lo llamábamos sus amigos- siempre estaba coordinando todo para allanarnos el camino, inclusive consiguiéndonos un técnico operador para no tener siquiera que llevar un micrófono, o facilitándonos un comentarista de los suyos para que la cobertura salga mejor aún. Marcelito Vidal, Horacio Brusco, Fabián "Gallego" Pérez, Marcelo "Flaco" Nogueira, y hasta su propio hijo Adrián hicieron esa tarea, en más de una oportunidad.

Recuerdo que un día lo llamé para pedirle si me podía acreditar para el Mundial de básquetbol del 90 que se iba a realizar en la Argentina y la respuesta fue: Sí, yo pido la acreditación pero vos venís a trabajar con nosotros. Y así fue como primero cubrí para América y bajo su estructura la sede de Rosario y luego me fui para Buenos Aires a cubrir todo desde el Luna Park donde se disputaban las finales.

Siendo un chico -tenía sólo 22 años- me encontré jugando en Primera de la mano del Gran Maestro Edgardo Román Gilabert. Fue una experiencia hermosa, única, relaté un par de partidos entre ellos Yugoslavia ante la Unión Soviética -que después jugarían la final del torneo- con los comentarios de Dante Zavatarelli y con Miguel Simón haciéndome apoyo desde la cancha de Independiente de Avellaneda, que jugaba un partido por Copa Libertadores.

Recuerdo, orgullosamente, que luego del Mundial le otorgaron un premio a "Gila" destacando a su programa como el de mejor cobertura periodística de todo el torneo. Un campeonato que también transmitió Rivadavia y Continental, con la presencia en éste último caso de Víctor Hugo Morales.

Cómo no recordar todos estos momentos vividos este día?? O aquella vez que vino a Pico al Argentino de básquet del 82 y le pedimos, con mi padre "Beto", si no nos relataba la final entre Tucumán y Capital Federal, y por supuesto que la respuesta fue inmediata por el Sí.

Cómo no agradecerle todo lo que hizo por mí y por tantos otros como yo que lo recuerdan de manera similar?? Fue un grande, en un ambiente en donde no es fácil encontrar personas así. Dejó un gran legado en la profesión que tanto amamos, pero fundamentalmente haciendo un culto de la amistad, la solidaridad, la honradez, y el amor. Un ser maravilloso. Nunca te olvidaré.

Ruben Arias


LGGL Soft